Tres días y una vida: las consecuencias de un instante

Si un lector amante de la novela negra ya ha tenido la oportunidad de cruzarse con el universo del inspector Camille Verhoeven, quizá se asombre al descubrir a su creador, Pierre Lemaitre, en un escenario diferente. Efectivamente, sorprende que el autor de la brutal serie policíaca protagonizada por el detective Camille sea el mismo que nos presenta en Tres días y una vida un relato fascinante sobre la cara más sombría de la condición humana. En esta prosa agridulce, de emociones soterradas y de reflexiones, Lemaitre nos hace sumergirnos en la historia de un instante o, mejor dicho, de las consecuencias de un instante.

Tres días y una vida: Pierre Lemaitre retrata con maestría las consecuencias de un instante

Tres días y una vida es la historia de Antoine Courtin, un adolescente. Un chico de 12 años, con las preocupaciones habituales de un chico de esta edad, quien, un día cualquiera, en un ataque de ira, se ve envuelto en un crimen. Una desgraciada casualidad que marcará un antes y un después. Y aquí se plantea el dilema ¿Puede un chico de 12 años convertirse en un asesino? ¿Un accidente te convierte irremediablemente en asesino?. El protagonista se hace continuamente precisamente estas preguntas. Asustado, aturdido por lo que acaba de suceder, atrapado en una situación límite, ha de tomar una decisión. Confesar y asumir su responsabilidad o, por el contrario, esconderse y convivir con el horror y la culpa el resto de su vida. Toda una vida arruinada en solo un instante. Pierre Lemaitre nos introduce en Tres días y una vida en la mente de un adolescente que quedará marcado por las consecuencias de un instante.

La novela está dividida en tres momentos espaciados en el tiempo (1999, 2011 y 2015). Con esta división Lemaitre nos invita a acompañar al protagonista en el complejo proceso de maduración desde que es prácticamente un niño hasta que se convierte en adulto. Pero esta trayectoria vital descrita con maestría por el autor no la realizará solo. Le acompañarán el resto de personajes de la obra, un autentico microcosmos de habitantes en quienes también repercutirán las decisiones del protagonista. La historia, ambientada en un pueblo pequeño retrata muy bien la idiosincrasia de estos lugares. Por ejemplo la importancia del «qué dirán» o los cotilleos crueles que tanto daño pueden hacer.

Suspense y emociones

Tres días y una vida, de Pierre Lemaitre, es una novela donde el autor no abandona el suspense y la tensión pero quizá ahonda más en las emociones de los personajes. En sus sentimientos, miedos y culpas. Retrato de un adolescente cuya vida se ve irremediablemente afectada por un instante de su pasado, la obra constituye una reflexión maravillosa sobre la cara más sombría de la condición humana. A través de sus páginas encontraremos cinismo, hipocresía y maldad. Sin pretensiones, la prosa de Lemaitre mantendrá atrapado al lector. Desde las primeras páginas hasta la última palabra.

Sobre el autor

Pierre Lemaitre (París, 1951), además de escritor y guionista, estudió Psicología, creó una empresa de formación pedagógica y ha impartido clases de literatura. En 2006, su novela Irène fue galardonada con el premio a la primera novela en el festival de Cognac. Con esta obra, el autor presentó al inspector Camille Verhoeven, protagonista de una serie policíaca que incluiría también Alex (2011), Rosy & John (2011) y Camille (2012). Posteriormente llegaron otros galardones. El Premio Goncourt 2013, el Premio Roman France Télévisions, el Premio de los Libreros de Nancy-Le Point, el premio a la mejor novela francesa de 2013 de la revista Lire y el premio a la mejor novela del año según los libreros franceses en la revista Livres Hebdo por Nos vemos allá arriba (Salamandra, 2014). A esta siguieron, más tarde, Tres días y una vida (Salamandra, 2016) y Los colores del incendio (Salamandra, 2019).

Si te ha resultado útil, comparte…


También nos puedes seguir …

Deja un comentario