La educación vial en niños

La educación vial infantil es fundamental a la hora de prevenir los accidentes de tráfico. El objetivo de la educación vial es preparar a los niños para un comportamiento seguro en el tráfico desde muy pequeños, porque los niños deben ser perfectamente capaces de afrontar situaciones y peligros en la carretera cuanto antes. La educación vial les permite a los niños adquirir todos aquellos conocimientos y capacidades relacionadas con la seguridad en el tránsito para mejorar las relaciones y conductas viales.

La mala visibilidad es un riesgo mayor para los niños, además de la meteorología como la lluvia, la nieve o la niebla. Cuanto más pequeños son los niños, más difícil les resulta adelantarse a las situaciones de tráfico, reaccionar y mantener la concentración.

La importancia de enseñar educación vial a los niños

La Dirección General de Tráfico arroja un dato espeluznante para los padres: los accidentes de tráfico son una de las primeras causas de muerte entre la población infantil. Es obvio, pues, el interés crucial en mostrar a los niños desde edades tempranas todos aquellos hábitos y comportamientos adecuados con el resto de peatones así como con los conductores de nuestro entorno.

Libro para niños sobre educación vial

Pequeño peatón es un excelente as bajo la manga para enseñar a nuestros pequeños de forma divertida la importancia de respetar las normas de seguridad vial. Porque la educación vial de los niños también es una responsabilidad de los padres. Porque una adecuada seguridad vial es fundamental en la prevención de accidentes.


La educación vial a edades tempranas tiene múltiples VENTAJAS:

Los niños aprenderán pronto a hacer un uso adecuado de los semáforos, los pasos de peatones y aprenderán acciones básicas como mirar a ambos lados antes de cruzar la calle. Es decir, aprenderán a desenvolverse adecuadamente en las vías públicas. Además, estarán preparados para identificar las principales señales de tráfico, los diferentes tipos de vehículos y cómo comportarse frente a ellos.

✅ Los niños, desde muy temprana edad, pueden interiorizar las normas viales. Así, con la edad, les resultará más fácil normalizar estos valores. Puede que, en el futuro, estos niños se conviertan en adultos más responsables con su propia seguridad y la de los demás. En definitiva, estos niños aprenderán a vivir mejor en sociedad.

✅ Tener un adecuado conocimiento de las normas les permitirá realizar paseos por la ciudad o actividades como montar en bicicleta con mayor seguridad.

En la actualidad muchos colegios ya otorgan mucha importancia a la educación vial de los niños incluyendo programas adaptados a las diferentes edades de los alumnos (Ley orgánica de Educación 2/2006 de 3 de mayo). Mientras tanto, además de convertirnos en su mejor ejemplo, podemos ampliar sus conocimientos con herramientas como el cuento que proponemos.

Deja un comentario

Te estaría muy agradecida si pudieras comentar o valorar este artículo y compartirlo en tus redes sociales. De esta manera me animas a continuar trabajando para poder seguir escribiendo y ayudando también a nuestros pacientes.

Votar
Nota media 5 / 5

Ver comentarios


Compartir

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest

También nos puedes seguir …

Deja un comentario