Fragmentos de una mujer: el duro camino tras la pérdida de un hijo

¿Puede el ser humano experimentar un dolor mayor que el de perder a un hijo?. ¿Cómo puede hacer frente una pareja a este dramático suceso?. ¿Se puede superar la muerte de un hijo?. Fragmentos de una mujer, la última película del director húngaro Kornéi Mandruczó, disponible en Netflix, reflexiona sobre estas cuestiones. Martha y Sean han decidido que el nacimiento de su primera hija tenga lugar en su propia casa con ayuda de una matrona. Pero este momento soñado, a priori tan maravilloso, se ve truncado por el trágico fallecimiento de la pequeña tras un parto complicado.

Fragmentos de una mujer es precisamente eso, fragmentos, trozos, partes, fracciones. Así de crudo. Los mil pedazos en que queda rota una mujer tras la muerte de un hijo. Podría decirse que Fragmentos de una mujer es la historia de la vida después de la muerte. La historia del viaje que una madre ha de emprender para intentar hacer frente a ese suceso y superarlo o, al menos, ponerse en pie y volver a caminar. Es la historia de una mujer que tendrá que aprender a convivir con su gran pérdida y con el dolor en el cual la protagonista se aísla del mundo. La película no deja de lado al padre, ni a su dolor, ni a la manera en que trata de aliviarlo buscando refugio, en este caso, en la familia de Martha que, por iniciativa propia, ha decido emprender medidas legales contra la matrona que asistió el parto.

Mientras Martha trata de recomponer su vida y a ella misma, tendrá que escuchar toda clase de consejos, comentarios y advertencias de amigos y familiares pues, al parecer, todos tienen algo que opinar. Además, tendrá que recuperarse de un parto con todo lo que ello implica tanto a nivel físico como emocional y enfrentar la nueva realidad con su pareja.

Fragmentos de una mujer. El parto en casa

Fragmentos de una mujer también aborda un tema muy actual, el parto en casa. Muchas parejas, en la actualidad, prefieren no acudir al hospital pues consideran que el parto en casa será más íntimo, natural y respetado. Pero, ¿qué ocurre cuando aparece una complicación?. ¿Hay siempre tiempo para salvar a la madre y al bebé?. Los protagonistas han decidido tener a su hija en casa pero cuando el parto se complica y la pierden, culpabilizan a la matrona pues consideran que el bebé ha fallecido debido a una negligencia.

Fragmentos de una mujer no es una película apta para todos los estómagos. Es descarnada, desgarradora, cruda y devastadora. Igual de cruda que la realidad de la protagonista y la de muchas mujeres que han experimentado una pérdida similar. El parto está rodado en un conmovedor plano secuencia de más de 20 minutos que llega a encoger el corazón. Unos excelentes Vanessa Kirby (quien podría fácilmente optar este año al Óscar) y Shia LaBeouf dan vida a Martha y Sean. La cinta fue presentada en el pasado Festival de Venecia donde la protagonista se llevó la Copa Volpi a la Mejor Actriz. La película cuenta, además, con la producción ejecutiva de Martin Scorsese. Quizá el próximo destino de Fragmentos de una mujer sea los Óscar.


Si te ha resultado útil, comparte…


También nos puedes seguir …

Deja un comentario